Wikiexplora-2018-gimp.gif 347X140-wikiexplora.gif OR.gif

Lago Palena

De Wikiexplora
Saltar a: navegación, buscar


Lago Palena

Trekking Lago Palena

Ver instrucciones para seguir el track en tu teléfono al caminar

Mammut mobile.gif Wikiexplora.gif 347X140 wikiexplora.gif OR.gif
Cuadro Resumen (editar)
Actividad Trekking
Ubicación Chile, Chaitén
Belleza Mediana
Atractivos Vistas panorámicas, Bosque, Lago, Río, Patrimonio Cultural, Parque Nacional
Duración 2 días
Exigencia 22.1 dopihoras
Sendero Tramos sin sendero
Señalización Insuficiente
Infraestructura Inexistente
Topología Ida y Retorno por la misma ruta
Desniveles +1893, -948 (±2841)
Distancia (k) 67.4 (ida y vuelta)
Altitud media 555
Habilidades No requiere
Primer autor Rutas Patrimoniales
Descargar KMZ/GPX Debes registrarte para descargar. Formulario es BREVISIMO
Para ver estos botones debes registrarte. Toma 30 segundos: es un formulario minusculo, de solo 3 campos obligatorios.





Instagram_wikiexplora.png
Logo.png
Logo favicon.png


Rutas patrimoniales ministerio de bienes nacionales.png
Contenido original de Rutas Patrimoniales
del Ministerio de Bienes Nacionales


Descripción General

Lago Palena, Rutas Patrimoniales 1.jpg


La Ruta Patrimonial “Andes Patagónicos-Lago Palena” ubicada en una de las zonas geográficas más aisladas y complejas en su topografía dentro del territorio chileno, se constituye en una oportunidad única para los amantes de la cabalgata de larga duración, reconstruyendo así, los andares de antiguos colonos en los valles interiores de los ríos El Tigre y El Azul.

En ella, se combinan la observación del paisaje, educación ambiental, observación de flora nativa, visita de lugares de ocupación histórica y el descubrimiento de uno de los sitios más bellos de Chile patagónico, el lago Palena y sus montañas circundantes bañadas del más sublime manto de bosques caducifolios, representados principalmente por la lenga ( Nothofagus pumilio ).

Son 33 kilómetros de cabalgata que permiten acceder a la Reserva Nacional Lago Palena, área silvestre inexplorada; y por su belleza y pristinidad, representativa de cómo fue en el pasado reciente, el paisaje dominante en la totalidad de los valles inferiores. Sin duda, quienes visiten esta interesante ruta, tenderán a reflexionar respecto a nuestro rol histórico en la explotación de nuestros recursos naturales y sus efectos en el paisaje.

Ubicación

La Ruta Patrimonial Andes Patagónicos: Lago Palena recorre gran parte de los valles de los ríos El Tigre y El Azul hasta llegar al desconocido lago Palena por el sur, iniciándose el recorrido a tan sólo 7,8 kilómetros al sur-suroeste de la plaza central del poblado de Palena en la comuna del mismo nombre, en el ex tremo suroriental de la X Región de Los Lagos. Por el oriente, limita con los montes del rico valle California y por el poniente, con una exuberante cordillera de cumbres nevadas que nos separan del río El Tranquilo.


Época adecuada

Entre mitad de enero a marzo. Lo breve de la temporada se explica principalmente debido al tramo cordillerano, donde la nieve perdura mayor tiempo y rios caudalosos durante el deshielo en la primavera.

Acceso

Por el norte, se debe considerar la salida sur del poblado de Palena, tomando desde su plaza central las calles Hurtado de Mendoza y Luis Marchant para luego seguir por camino vehicular en buen estado la localidad de El Tigre. En el kilómetro 3, se debe tomar el camino al sur paralelo al río El Tigre, donde su ubica el letrero informativo general de la ruta. Seguir otros 3 kilómetros hasta llegar al término del camino vehicular junto a un estero, correspondiente al Hito 1, inicio de esta ruta patrimonial.

Señalización

La ruta está compuesta por 31 hitos georreferenciados, divididos en 3 tramos independientes, para mejor orientación y entendimiento de los visitantes. Como soporte de la señalización se utilizaron postes de coihue, ñire y lenga a 1, 5 metros de altura ubicados junto a la huella.

La distancia entre los hitos varía dependiendo de las características temáticas de cada punto de interés, de la orientación dentro del recorrido y de la existencia de cruces de ríos, sin embargo esta distancia no superará los 2 kilómetros. Se han utilizado además marcas indicativas de ruta para un mayor apoyo en el rumbo a seguir, a partir del Hito 30 en sectores de bosque con visual restringida.

En transporte público

(PENDIENTE)

Descripción de la ruta

Perfil trekking Lago Palena
Lago Palena, Rutas Patrimoniales 2.jpg

La ruta patrimonial se inicia inmediatamente al sur del poblado de Palena, en el extremo sur de la provincia de Palena.

Es una ruta que presenta como eje central norte-sur, los valles de los ríos El Tigre y El Azul, dividiéndose en tres tramos:

El primer tramo se inicia donde finaliza el camino vehicular que en un futuro conectará Palena con la localidad poblada de El Azul, y finaliza en esta misma localidad.

Constituye un recorrido de aproximadamente 10 kilómetros de huella bien marcada e incluye 10 hitos de interés, vinculados principalmente con la observación del paisaje, observación de flora nativa como notros, radales y coihues en renoval, visita a construcciones típicas de quienes habitan permanente en estos valles aislados, o bien, contemplación de los efectos de las antiguas quemas del pasado.

Es un tramo ideal para ser recorrido en una jornada de caminata o ya sea para quienes desean realizar una corta cabalgata de media jornada. El segundo tramo continúa desde el Hito 10, correspondiente al primer cruce del río El Azul hasta llegar a un antiguo campamento utilizado para las denominadas “Veranadas”, de vacunos que cada año son llevados desde las partes bajas del valle.

Constituye un recorrido de aproximadamente 14 kilómetros de huella bien marcada e incluye 15 hitos de interés, bordeando las riberas tanto orientales como occidentales del río El Azul, lo que obliga a cruzar en 6 oportunidades su curso principal, siendo una experiencia extraordinaria que nos remonta a quienes por primera vez exploraron en extensas cabalgatas estos valles a mediados del siglo pasado.

Cabe destacar que es en este segundo tramo en donde además de empezar a divisar las cordilleras nevadas de más de 2.000 m.s.n.m. de la cuenca alta, podemos contemplar los primeros ejemplares de ñires y lengas, especies de Fagáceas representativas del bosque templado de hoja caduca en estas latitudes australes.

Es un tramo ideal para ser recorrido en una jornada tranquila de cabalgata, dando tiempo a la tradicional “siestada” y a las innumerables fotografías del entorno.

El tercer y último tramo continúa desde el Hito 25 hasta llegar finalmente a las costas del lago Palena, considerando 10 hitos de interés vinculados principal- mente a miradores con amplias vistas panorámicas y observación de flora nativa de los bosques altomontanos.

Constituye un recorrido de aproximadamente 9 kilómetros de huella no lo suficientemente marcada por el poco tránsito existente. Se recomienda realizarlo únicamente a caballo, por lo extenuante de la marcha ascendente.

Corresponde al cruce del cordón montañoso de más de 1.300 m.s.n.m. que separa el lago Palena de la cuenca superior del río El Azul.



Tramo 1”

Remontando el valle del río El Tigre

  • Distancia: 10 km.
  • Tiempo: 3 horas.
  • Temporada: Todo el año

Cabalgata o caminata por praderas de terrazas superiores y renoval de radal, coihue y notro en laderas orientales del río El Tigre. Visita a sitios de ocupación histórica, observación de construcción típica y flora nativa, miradores naturales del valle principal y montañas circundantes.

Recorrido en huella bien marcada, en faja superior a 2 metros sobre terrenos firmes, planos y levemente inclinados, con pequeñas cuestas sobre 30º de pendiente. Sólo apto para cabalgata, o caminata sin peso adicional de carga.

Lago Palena, Rutas Patrimoniales Dia1.jpg
Lago Palena, Rutas Patrimoniales Dia1,b.jpg

Con un inicio del recorrido en el extremo sur del camino vehicular, junto al hermoso curso de aguas torrentosas del río El Tigre, la ruta en su primer tramo considera, debido al periódico tránsito de personas y animales, una huella bien marcada, no llevando a confusión en la orientación. En general, siempre se deberá seguir un rumbo al sur, con pequeñas cuestas a fin de superar las escarpadas riberas del río El Tigre aguas arriba, lo que deberá ser considerado para quienes deseen realizar este tramo caminando. Recuerde que los tiempos están calculados sólo para quienes realizan el recorrido a caballo.

Desde el Hito 1 siga por una huella ancha y bien marcada por unos 250 metros al sur hasta una bifurcación de la huella, donde debe tomar la alternativa de la izquierda. Considere que desde allí, los próximos 700 metros son de subidas, los cuales les permitirán superar una de las quebradas de las laderas orientales del valle, siempre rodeado de radales, notros, quilas y coihues jóvenes. Es un ascenso paulatino alejándose del río El Tigre en partes con vistas parciales de éste. Una vez llegando arriba, se ingresa a un bosquete de coihue (Nothofagus dombeyi), asociado a un estero, cuyo fluir de sus aguas pronto podrá escuchar. Estamos en el Hito 2, denominado “Estero de los Coihues”, sitio ideal para admirar esta interesante especie arbórea acompañada del helecho de la familia de las Blechnáceas, denominada localmente como “peinetilla”.

El coihue es endémico de los bosques subantárticos, necesitando suelos húmedos para su desarrollo. De follaje denso estratificado, se compone de hojas persistentes con borde aserrado. Crece hasta 40 metros, siendo su madera resistente a la descomposición, ideal para trabajos en la construcción.

Desde allí se desciende cruzando el estero hasta llegar a enfrentar una tranquera, justo después de cruzar otro pequeño curso de agua. Pase por la tranquera, no olvidando dejarla de la misma forma a cómo la encontró antes de continuar, lo que deberá hacer cada vez que enfrente tranqueras.

Bordee luego por el poniente una antigua casa de colonos, siempre por la huella principal. Es un interesante sector de relieves ondulados cubiertos por un bello bosque adulto, que nos recuerdan aquellos depósitos morrénicos laterales, que en eras de glaciaciones pasadas, modelaban con sus grandes masas glaciales.

En menos de 10 minutos de andar, se llega a un valle abierto en donde podrá observar una segunda tranquera, correspondiente al Hito 3. Es un sitio ideal para poder observar una de las especies más abundantes en la zona, la rosa mosqueta (Rosa moschata).

La rosa mosqueta es una especie asilvestrada posible de identificar desde la V a la XII Región, en terrenos intervenidos y bordes de caminos o sendas. Es un arbusto caduco de hasta 2,5 metros de altura. Las flores son rosadas y su fruto de color anaranjado, el que madura en otoño, siendo este último utilizado para la elaboración de mermeladas como también aceites medicinales.

Siguiendo la huella desde el Hito 3, se inicia un largo recorrido por praderas abiertas acompañadas de enormes troncos caídos de coihues, verdaderos memoriales de cuando todo se cubría de un denso bosque. En el extremo sur de esta pradera de terrenos planos, a poca distancia de la ribera oriental del río El Tigre, podrá alcanzar el Hito 4. Este es un sitio muy propicio para quienes deseen acceder al río principal, admirar la belleza de sus transparentes aguas fluyendo valle abajo y con ello, realizar un pequeño descanso antes de continuar el recorrido.

Desde el Hito 4, se da inicio a una subida de unos 250 metros de distancia para llegar a una terraza superior de praderas abiertas de 1 kilómetro de largo en sentido norte-sur, con abundantes troncos caídos, 40 metros aproximadamente más alto que el nivel actual del río principal. Una vez arriba, podrá ver a lo lejos el siguiente hito, visible a la izquierda de una gran roca blanca ubicada frente a usted.

El Hito 5, emplazado en una pequeña altura, es un lugar representativo de cuan importante es el manejo sustentable de los suelos, luego del desplazamiento de los bosques. Cabe destacar que la baja cantidad de materia orgánica y nutrientes de estos suelos de origen volcánico, junto con su sobreexplotación en ganadería extensiva, hoy en día obligan a efectuar limpias y realizar programas de mejoramientos de ellos.

Antes de continuar, preste atención al siguiente hito, el que es posible observar al sureste. Luego de andar unos minutos llegará a una tranquera, crúcela observando inmediatamente al poniente, un hermoso asentamiento en las riberas del río El Tigre.

Desde este punto debe iniciar una subida permanente por terrenos con renuevos de radal y notros, con la posibilidad de ver la murtilla en el dosel inferior. Ascienda no más de 50 metros de cota, llegando al Hito 6, correspondiente a la denominada “Cuesta La Greda”, debiendo su nombre a los materiales grisáceos de origen cinerítico que componen este suelo.

Las vistas del río El Tigre y la presencia de la especie arbórea más abundante de estos valles, junto a los coihues, el renombrado radal (Lomatia hirsuta ), son posibles de admirar en este sitio.

El radal es un árbol perenne de hasta 15 metros de altura, con un tronco de corteza delgada y grisáceo. Sus hojas grandes y ovaladas, acompañan innumerables flores en racimos de color crema. Su madera es muy apreciada para mueblería y su corteza para teñir de color café. Sus hojas en baños, se usan para calmar dolores ar ticulares. Hoy en día, el abastecimiento de leña en Palena se hace principalmente de su madera, por su alto valor calórico. Por esto último, cuide de no hacer, por ningún motivo, fuego a lo largo de la ruta en lugares no habilitados.

Siga ascendiendo desde el Hito 6 por otros 10 minutos aproximadamente, siempre por terrenos abiertos con huella bien marcada, para luego ir mante- niendo la altura observando a lo lejos el siguiente hito. Considere cruzar 4 pequeños esteros en donde podrá abastecerse de agua, pudiendo observar posteriormente a su mano derecha los “Puestos viejos”, denominación dada por la antigua presencia de un asentamiento, en donde hoy sólo existen algunos pocos árboles frutales. A poco andar en una leve subida, llegará al “Cruce de los Riscos” junto a una tranquera, correspondiente al Hito 7. Es importante en esta parte de la ruta, no apartarse de la huella principal, el río El Tigre atraviesa un gran cañón y la aproximación fuera de la huella habilitada se puede tornar peligrosa.

Una vez reiniciada la marcha desde el Hito 7 continúe subiendo por una huella pedregosa entre dos laderas de roca, siempre con renuevos de especies mencionadas anteriormente. Después de unos 800 metros de tránsito desde el último hito se llega a la parte más alta, en donde se logran las primeras vistas panorámicas del valle del río El Azul. En menos de 10 minutos de andar llegará finalmente a uno de los más interesantes miradores de esta ruta, correspondiente al Hito 8.

Es en este mirador donde podrá apreciar el río El Azul y su encuentro con el río El Tigre, proveniente de los valles orientales que limitan con Argentina.

Importante es mencionar que el valle del río El Azul, recién en los años cuarenta del siglo pasado, cuando se encontraba completamente cubierto por un frondoso bosque de coihues, ñires y lengas adultas, fue explorado por las costas del río El Tigre. Pocos años después, el fuego abrió campos destinados a la ganadería, en pos del proceso colonizador.

Familias completas se instalaron inmediatamente, llegando a existir incluso una pista de aterrizaje para el traslado aéreo. Fueron tiempos de gloria en la actividad ganadera de no más de 40 años.

Desde el Hito 8 se inicia el descenso de la denominada “Cuesta Caracoles”. Cuide de transitar despacio en esta bajada, la que es muy pronunciada, en partes con roca. Al final de esta bajada enfrentará una tranquera que permite acceder a la pasarela del río El T igre, correspondiente al Hito 9.

El Hito 9 presenta caracteristicas ideales para pescar y acampar, es además un punto interesante para tomar algunas fotografías del río El Tigre, su confluencia con el río El Azul y de su pasarela. José Casanova, pionero explorador de estas tierras ya hace más de 50 años, fue el primero en construir con hacha en mano, una pasarela en este sitio. Como un verdadero patrimonio histórico de estos ríos australes, las pasarelas permitieron conectar por Chile las tierras de Palena con el lago Verde en la XI Región.

Dejando atrás esta bella pasarela, retome la huella bajando otros 250 metros hasta llegar al nivel inferior del valle del río El Azul. Desde allí continúe otros 600 metros por una huella clara hasta llegar a una bifurcación de ésta. Tome la alternativa de la derecha siguiendo una huella más débil, dejando a su izquierda un pequeño arroyo y casa de colonos, hasta toparse con el río El Azul, correspondiente al Hito 10 y final del primer tramo.

(bernalota) Desde este punto se presentan dos opciones: seguir las indicaciones de la ruta patrimonial o continuar enfocandose hacia la izquierda hacia un estero que se interna hacia el este. Aquel estero tiene una huella que termina a orillas del lago palena en el reten de carabineros. La huella es muy clara.


Recuerde que para quienes han realizado el recorrido caminando, el río El Azul no presenta condiciones para su cruce pedestre, (bernalota: creo que si representa condiciones para el cruce pedestre, dependiendo de las condiciones. Si no ha llovido mucho los dias anteriores, hay vados que no superan un metro de profundidad) por lo que necesariamente se requerirá para continuar la ruta desde este punto, disponer de caballos para montar.


Tramo 2”

Vadeando el río El Azul

  • Distancia: 13,64 km.
  • Tiempo: 4 horas.
  • Temporada: Oct-Abr

Cabalgata por praderas de terrazas inferiores y renoval de radal, coihue, ñire y lenga en fondo del valle del río El Azul. Visita a sitios de ocupación histórica, observación de flora nativa, miradores naturales de la cuenca superior del río El Azul.

Recorrido en huella bien marcada, en algunos puntos inexistente en lecho fluvial, sobre terrenos planos. Sólo apto para personas con experiencia mínima en cabalgata de largo recorrido con cruce de ríos.

Lago Palena, Rutas Patrimoniales Dia2.jpg
Lago Palena, Rutas Patrimoniales Dia2,b.jpg
Lago Palena, Rutas Patrimoniales Dia2,c.jpg

Desde el Hito 10 cruce el río pocos metros río abajo de este hito, tomando rumbo general al sur, enfrentando diagonalmente río arriba el curso de agua, buscando las partes bajas, denominadas “Vados del río” , y con la vista siem- pre en alto mirando la ribera opuesta de destino. A esto se le llama ”Vadear el río”. Es un principio general para cruzar estos ríos que no pocas veces sorprenden hasta los más “baqueanos” o “gauchos”. Si no va acompañado por guías locales, consulte previamente a personas bien informadas de las condiciones del caudal, ya que en períodos de mucha pluviosidad o deshielos, sobre todo en horas de la tarde se torna imposible cruzar el río El Azul.

Llegando a la ribera sur del río El Azul, bordéelo río arriba siempre por la huella principal sobre la terraza fluvial, hasta llegar en menos de 1 kilómetro a la sede comunitaria de la localidad poblada de El Azul, correspondiente al Hito 11. En este punto, existe una radio para las comunicaciones con Palena, la cual es controlada por los mismos vecinos, para cualquier evento de emergencia.

Desde el Hito 11, siga por la huella principal paralela al río El Azul, para que a poco andar pueda ver a su mano derecha una de las primeras casas construidas en este valle. Si observa, los antiguos colonos siempre terminaron instalando sus construcciones en las terrazas superiores de los valles, evitando así los desbordes esporádicos de los ríos.

Continuando por la ribera occidental del río principal, se llega a una bifurcación de la huella. Tome la alternativa de la izquierda donde podrá observar a pocos metros el Hito 12, correspondiente al segundo cruce del río El Azul. Tenga precaución de considerar las recomendaciones hechas para el primer cruce.

Una vez tocando la ribera oriental del río, retome rumbo al sur por una huella bien marcada entre un cerco y el río principal, hasta llegar al Hito 13, sitio que le indicará el lugar de cruce alternativo para acceder a un hospedaje familiar, donde usted podrá pernoctar. Recomendamos, para quienes deseen visitar el hospedaje, desde el Hito 12 seguir algo menos de1 kilómetro por la ribera occidental del río hasta topar con la pintoresca casa de hospedaje.

Desde el Hito 13 siga por el valle a poca distancia del río por terrenos planos de praderas abiertas y, en partes, por pedreros del lecho fluvial, llegando finalmente al Hito 14 junto a una tranquera. Denominado “Rincón de la Cabaña” dada la presencia de una cabaña en el extremo sur de la explanada, es un sitio donde se deberá tener precaución en tomar la huella correcta.

Luego de pasar la tranquera, continúe por la alternativa de la derecha paralelo al cerco, encontrándose pronto dentro de un pequeño bosquete de coihues altos, a pocos metros al poniente de la citada cabaña, enfrentando nuevamente el río principal. Se encontrará entonces con el Hito 15, que da inicio a un recorrido por la orilla oriental del río El Azul sin cruzarlo. Destacable de mencionar en este punto, es la presencia de grandes álamos y frutales en la ribera opuesta del río, que demuestran la presencia en el pasado de un asentamiento familiar, razón por la cual localmente se denomina al sector “Puesto Viejo”.

Desde el Hito 15 bordee el río pasando por cerco de madera dentro de un bello bosque, saliendo luego a una pradera con troncos caídos hasta llegar a poco andar al Hito 16, donde podrá observar al sur, una gran casa de colonos del sector. Es en este punto donde podemos observar cómo en las laderas opuestas, el coihue renoval ha crecido con gran fuerza luego de los grandes incendios forestales del pasado.

En el Hito 16 la huella se bifurca, tome la alternativa de la derecha, siguiendo entre el cerco y el río por terrenos dominados por la chaura, la murtilla, el michay, notros, radales y coihues jóvenes dispersos. Al final del valle en su extremo sur se encontrará con el Hito 17, donde podemos ver nuestro primer ejemplar de lenga (Nothofagus pumilio).

La lenga, árbol endémico de los bosques subantárticos, crece desde las cordilleras de la región del Maule hasta las costas marinas de Tierra del Fuego. Es un árbol caduco de hasta 30 metros de altura con troncos superiores a 1 metro en su diámetro, resistente a nevadas, fuertes vientos y heladas extremas, lo que lo hace ser el único representante arbóreo, en el límite superior vegetacional a estas latitudes australes. Su madera es de muy buena calidad, especialmente para la construcción y mueblería.

Desde el Hito 17 se inicia una subida leve por unos 100 metros para continuar por terrenos de abundante renoval de radal. Tenga precaución en esta parte ya que la huella en algunos sectores se pierde, sin embargo, tome un rumbo general al sureste hasta llegar a una bifurcación de la huella, tome la alternativa de la izquierda, por huella nueva en subida para así evitar sectores con suelos rocosos. Una vez en la parte más alta de la huella, a poco andar, podrá divisar el siguiente hito de interés, restándole tan sólo 400 metros para llegar a él. Corresponde al Hito 18, denominado “Bardas Blancas”, por la existencia de numerosos farellones rocosos de tonalidad grisáceo claro en ambas laderas del valle. Es un sitio ideal para contemplar los hermosos bosques vírgenes de coihues y lengas de las subcuencas suroccidentales del río El Azul.

Desde el Hito 18 continúe algo más de 100 metros hasta enfrentar una nueva bifurcación de la huella, tome su mano izquierda, bordeando luego una pequeña laguna. Siguiendo por la huella principal podrá tener algunas vistas del río bajando por la ladera hasta llegar en pocos minutos, nuevamente a las riberas del río principal. Siga rumbo al sur por una explanada con densa cubierta de notros hasta llegar a la ribera norte del río. Es el Hito 19, que le indicará el tercer cruce del río El Azul.

Si presta atención al observar la ribera opuesta del río en dirección directamente al sur, podrá identificar el Hito 20, correspondiente al “Puesto El Manzano” antigua cabaña, que se ha caído con los años, junto a un sauce y bosquetes de lenga.

Desde el Hito 20 debe seguir bordeando el río aguas arriba algo más de 100 metros, para luego subir a la parte alta de la ladera. Si continúa por la huella principal unos minutos, pronto iniciará un leve descenso para acceder a un pequeño valle, bordeando las laderas rocosas que podrá observar a su mano derecha. Siga hasta encontrar el Hito 21, correspondiente al cuarto cruce del río El Azul.

Para cruzar el río, tenga como referencia unas lengas en la ribera opuesta, mirando diagonalmente río arriba.

A partir de la ribera opuesta, avance 150 metros rumbo sureste hasta cruzar un estero, allí podrá divisar una pequeña cabaña a pocos metros al oriente, denominado “Puesto Esperanza”.

Desde el cruce del estero siga valle arriba por una huella paralela al río en terrenos abier tos de matorral bajo, topándose muy pronto con un cerco; allí, doble al oriente unos metros, pudiendo divisar una tranquera, correspondiente al Hito 22.

Al otro lado de la tranquera ya podremos ingresar a los primeros bosques adultos de lenga del valle del río El Azul. Considere unos 900 metros de huella bien marcada rumbo al sur para llegar a cruzar un pequeño arroyo, ingresando a terrenos pedregosos que forman parte del extremo oriental del lecho del río El Azul. Siga por estos terrenos otros 300 metros costeando el río y teniendo las primeras vistas de las montañas de la cuenca superior para luego continuar por un nivel de terraza inferior, cubierto por una densa colonia de calafates y quilas dispersas.

Podrá, en esta llanura, observar al oriente un gran salto de agua y al sur, el Hito 23, correspondiente al quinto y penúltimo cruce del río El Azul.

Este punto, junto con indicarle el sitio de cruce del río, es una oportunidad para poder observar el calafate (Berberis microphylla).

Esta especie, de la familia de las Berberidáceas, se encuentra desde la región del Maule hasta Magallanes en suelos húmedos y mal drenados. Presenta flores solitarias de color amarillo oro, siendo sus frutos, una baya redondeada negro azulada comestible. El uso medicinal de este arbusto está dado por sus cualidades como laxante.

Una vez cruzado el río, debe ingresar nuevamente al bosque de lengas en una huella pequeña pero bien clara, paralela al río, hasta llegar nuevamente a la ribera norte del río principal. Se puede observar el Hito 24, correspondiente al sexto y último cruce del río El Azul, junto a grandes árboles de lenga y ñires. Cabe destacar que esta es el área de confluencia del río El Azul con el río sin nombre que se deberá bordear en adelante, pues la cuenca superior del río principal deriva al poniente.

Frecuentan en esta parte del río, numerosos caiquenes (Chloephaga picta), aves que viven en terrenos principalmente abiertos. Su cabeza y lomo son blancos con barras negras, distinguiéndose el macho por ser más claro en su parte superior y más oscuro en la inferior. Ya en la ribera sur del río, bordee el río de aguas transparentes, pasando a no más de 100 metros desde el último cruce, por una tranquera que le permitirá ingresar al bosque de lengas. Desde esta tranquera son sólo 150 metros con rumbo sureste entre el bosque adulto, para llegar al último asentamiento asociado a esta ruta, antes de llegar al lago Palena, correspondiente al Hito 25 y final del segundo tramo.

Tramo 3”

Por las montañas del Lago Palena

  • Distancia: 9 km.
  • Tiempo: 3 horas, 10 min.
  • Temporada: Dic-Mar

Cabalgata por praderas, vegas y bosques altoandinos de lenga en la cuenca superior del río El Azul y extremo noroccidental del lago Palena. Observación de flora nativa y miradores naturales del valle principal, montañas circundantes y lago Palena.

Recorrido en huella bien marcada, en partes inexistente, sobre terrenos firmes, levemente inclinados e inclinados, con extensas cuestas sobre 30º de pendiente. Sólo apto para personas con experiencia en cabalgata de largo recorrido de montaña, expuestos a fuertes vientos.

Lago Palena, Rutas Patrimoniales Dia3.jpg
Lago Palena, Rutas Patrimoniales Dia3,b.jpg

Desde el Hito 25, salga del bosque siguiendo al sur por una pradera cubierta de calafates, teniendo como referencia en el rumbo, una tranquera ubicada a unos 600 metros al sur. Al encontrarse junto al siguiente estero proveniente de la cuenca alta del valle principal, doblar al oriente, continuando por la huella, no cruzando dicho estero.

Tenga precaución en los siguientes metros al seguir bordeando al suroriente aguas arriba, ya que la huella desaparece repentinamente. Siga directamente al sur unos 100 metros e inicie desde allí, una subida por una ladera inclinada; desde allí considere otros 500 metros antes de llegar al Hito 26. Corresponde al sector de encuentro del estero del salto con el curso de agua de la cuenca superior principal, además de ser el último sector más protegido de vientos y nevadas del valle asociado a bosquetes de lengas, antes de iniciar el cruce de la montaña. Es un sitio en donde se puede observar, además, el salto de agua y las montañas circundantes.

Desde el Hito 26 continúe ladera arriba junto al cerco hasta donde este último termine, iniciando una subida paralela al estero que observará a su derecha. En este sector, irá desapareciendo la huella nuevamente; sólo procure derivar paulatinamente al suroriente en zigzag remontando el salto por su ladera norte, alejándose algo de éste hasta cruzar un pequeño arroyo en la parte alta. Es el Hito 27, ubicado junto a un cerco.

El Hito 27 es quizás uno de los puntos más favorables para la observación del río El Azul y su cuenca. Aquí, el elemento que domina la visual del visitante es la cordillera andina cubierta de un denso bosque virgen en contraste con valles y laderas arrasadas por el fuego, conformando uno de los paisajes más desoladores posibles de ver en la Patagonia. Interesante es mencionar el origen glacial de estos valles, identificando geoformas características como circos, artesas y hombreras en el valle superior del río El Azul. Recomendamos hacer una breve parada, reiniciando brevemente el ascenso a la montaña.

Desde el Hito 27 siga subiendo la ladera, bordeando por el norte los bosques de lenga a poca distancia, en zigzag y rumbo general al suroriente. A poco andar llegará al límite inferior del bosque, en donde, por huella bien clara dará ingreso al bosque adulto de lengas, correspondiente al Hito 28.

En este punto es destacable la observación de un liquen característico de los bosques caducifolios alto montanos de las regiones australes, l a denominada “barbilla”, “barba de viejo”, “barba del diablo” o “barba del monte (Usnea barbata), correspondiente a una epifita que usa solamente al árbol como sostén, no ocasionándole daño alguno al árbol. Este liquen presenta propiedades antibióticas y se usa tradicionalmente para teñidos.

Desde el Hito 28 ingrese al bosque por una huella clara, pudiendo realizar un bello recorrido entre longevas lengas, acompañadas de las más rica variedad de especies naturales en el dosel inferior. Considere no más de tres cruces de arroyos hasta llegar a un pequeño claro de bosque. Ha llegado al denominado localmente “Primer Portezuelo” un área de vegas, mallinosas de pastos duros, libres de bosques donde se inician los esteros principales.

Cruce este claro por unos 100 metros rumbo al sur sin huella, hasta llegar nuevamente al borde del bosque, donde podrá observar la huella que permite ingresar al bosque. Corresponde al Hito 29.

Desde el Hito 29] recorra la huella unos 130 metros donde deberá cruzar el estero del salto.

Continuando el recorrido, saldrá nuevamente del bosque, accediendo a una gran extensión de vegas. Este punto corresponde al Hito 30.

Recomendamos un pequeño descanso en este último hito, en donde además de dar la posibilidad a los animales de pastar, es posible realizar la denominada “Siestada”, evento del medio día, típico del hombre patagónico en donde se combinan el asado, tortas y un agradable mate con historia, junto a la fogata.

Antes de reiniciar la marcha desde el Hito 30, preste atención observando el cordón montañoso al sur-suroeste, en su parte más deprimida. Allí podrá identificar el siguiente hito, correspondiente al ingreso al portezuelo, que le permitirá acceder al lago Palena.

Desde el Hito 30, siga unos 400 metros por estas praderas naturales sin huella, hasta ingresar nuevamente al bosque de lengas, teniendo como referencia en el rumbo a seguir, el Hito 31 y algunas marcas indicativas de ruta puestas en árboles.

Una vez en el bosque, se inicia una escarpada subida por huella clara, en unos 300 metros hasta llegar al límite superior del bosque, en donde observará el Hito 31. Este punto da inicio al sector de terrenos abiertos de vegas y rocas, típico de ambientes altomontanos del tipo periglacial, existiendo un desarrollo limitado de la vegetación y un juego permanente en la acción del hielo.

Desde el Hito 31 continúe unos metros al suroeste, observando en breve el siguiente hito. Tenga máxima precaución en seguir este rumbo, pasando por el Hito 32 en donde se inicia un sector más plano. No existe huella y muchos podrían seguir al oeste no llegando a ningún destino.

Desde el Hito 32 tomar un rumbo de 158º teniendo como referencia, el límite occidental de una puntilla de coihues achaparrados. Desde este último hito, siga unos 400 metros en terrenos planos sin huella, pasando por una pequeña laguna, hasta llegar a una laguna de mayor tamaño que observará a su mano derecha. Desde el encuentro con esta última laguna, derive paulatinamente al sureste bordeando la ladera rocosa que se encuentra a su izquierda. Dejando ya la laguna, a pocos metros podrá ver en una pequeña altura rocosa, el Hito 33, espectacular mirador de gran parte de las cumbres principales asociado a esta reserva nacional, como también obtener finalmente las primeras vistas panorámicas de uno de los lagos más espectaculares de la Patagonia, el lago Palena, cubierto por un denso bosque, en su gran mayoría, de lengas.

En general, es un sitio bastante expuesto a fuertes vientos fríos de cordillera, por lo que recomendamos protegerse bien con ropaje cortaviento y térmico, evitando principios de hipotermia o congelamiento.

Desde el Hito 33 se inicia el descenso al lago Palena, teniendo como referencia el extremo oriental del lago, paralelo a un pequeño arroyo siempre con rumbo al suroriente hasta caer finalmente a una gran explanada con vegas mallinosas. Considere que, desde el último hito hasta esta vega, por ser ladera de exposición sur, existe anualmente una gran acumulación de nieve, por lo que recomendamos tener máxima precaución al descender.

Por la explanada recorra unos 250 metros en dirección sur- suroeste hasta encontrar la entrada al bosque, donde existe una huella clara, correspondiente al Hito 34.

Desde el Hito 34 sólo le resta el descenso final por un interesante bosque adulto de lengas, en donde el lago Palena se verá cada vez más cerca. Es un descenso en terrenos arcillosos duros y con pendientes fuertes que, en partes, dificultan el tránsito de los animales, por lo que recomendamos a no más de medio kilómetro de andar desde el último hito, bajar con caballos a tiro, para mayor seguridad.

Siempre siga la huella más marcada que, en partes, se bifurca. Recuerde que este tramo de la ruta constituye huellas troperas utilizadas por animales, por lo que siempre existirán varias alternativas que llegarán al mismo lugar. Para no desviarse, debe guiarse por las marcas indicativas, las que deberá observar a no más de 10 minutos de marcha una de la otra, hasta llegar finalmente a las costas boscosas del lago Palena.

Junto a la huella podrá identificar el Hito 35, a pocos metros de la ribera lacustre, donde podrá acceder a agua para beber. Corresponde a una pequeña terraza boscosa, apta para acampar o bien para realizar un merecido descanso antes de iniciar el regreso.

Sin duda, la magia y misterio de este desconocido lago, nos inunda e impresiona con sus agitadas aguas de claridad nunca vistas; aguas atrapadas por los bosques caducifolios de mil colores, en este rincón de los andes patagónicos, que sin duda, costará olvidar.

Tiempo esperado

Recomendaciones

Rutas patrimoniales ministerio bienes nacionales.PNG

•*Evite realizar el recorrido en jornadas con precipitaciones abundantes o en período de deshielos importantes. El caudal del río El Azul aumenta rápidamente imposibilitando su cruce en el segundo tramo. •*Considere que esta ruta no es apta para ser recorrida hasta el lago Palena desde mediados de otoño hasta finales de primavera, debido a la abundante precipitación y acumulación nival en la montaña.

  • Para pernoctaciones en hospedajes familiares o campamentos, dirigirse previo a la partida, a la oficina de informaciones turísticas o directamente a vecinos de la localidad de El Azul.
  • Para mayores informaciones dirigirse a: Oficina Provincial de Bienes Nacionales, Oficina de CONAF en Palena u Oficina de Informaciones Turísticas.

Básicas

•*Llevar ropa impermeable y térmica para mayor comodidad y seguridad.

•*Llevar protectores solares UV.

•*Leer detenidamente la descripción del recorrido antes de iniciar la marcha.

•*Llevar botas o botines cómodos y seguros para ser insertados en estribos.

•*Llevar un mapa de la ruta y reloj para el cálculo de los tiempos.

•*Llevar bolsas para guardar su basura.

  • Informarse previamente en Palena de las condiciones de tiempo, condiciones de caudales del río El Azul y acumulación nival en cordilleras, para una mejor planificación de la travesía.
  • Haga el recorrido acompañado e informado.

•*Tome en cuenta la duración de los tramos para que no le sorprenda la noche o cambios en las condiciones del tiempo.

•*Por ningún motivo apartarse de la huella, sólo transite por la ruta señalizada.

•*Por ningún motivo deje las tranqueras de forma distinta a cómo las encontró.

•*No cace ni moleste la fauna nativa.

•*No extraiga especies de flora nativa.

•*No deje basura en la ruta, regrese con ella.

•*Apagar siempre el fuego con abundante agua.

  • Por ningún motivo haga fuego dentro del bosque, ¡el cuidado hoy es de todos!


Revisa la lista completa de 323 rutas de trekking y las 283 rutas de montaña en Chile