Plantilla:Inicio - fin de la robleria

De Wikiexplora
Saltar a: navegación, buscar

Desde el portón (km 0 - 537m), avanzar hacia la estructura metálica blanca a lo largo del ancho camino vehicular. Pronto se pasará por un mapa informativo, que indica la laguna como "embalse". La ruta durante todo este tramo es muy clara, y con poca pendiente. En el km 2,4 (740m) se pasa junto a un claro sendero que nace hacia la izquierda, pero no debe tomarse, sino seguir a la derecha por el camino vehicular.

En el km 3,6 (880m) se llega a un codo en el camino, donde existe una gran tubería. Existe la tentación de seguir derecho, pero no: seguir a lo largo del codo, siempre por el camino vehicular. Se ha ganado ya cierta altura, y el valle de Lampa comienza a ser visible a nuestras espaldas.

En el km 5,5 (1060m), ya con la huella más angosta, se llega a una bifurcación. Ambas conducen a destino, pero si se quiere aprovisionar agua se debe tomar la izquierda. 70 metros más adelante de dicho punto, existe una nueva bifurcación: a la izquierda, la huella más clara, conduce al único punto con agua en la ruta (durante todo el año) a la sombra de un frondoso bosque de quillayes. Acceder al estero implica un desvío de 75 metros, que luego se deben desandar. A la derecha, la ruta que conduce a la laguna, y que en este punto comienza a ganar pendiente. Acá se inicia el ascenso en serio.

En el km 5,9 (1120m) se llega a una bifurcación poco clara: si no se está atento, se seguirá por la huella ancha (ruta roja) pero se puede también tomar la huella menos marcada de la izquierda (ruta amarilla). Ambas llegan a destino y la distancia es muy similar.

En el km 6,9 (1330m) se inicia la roblería, que nos acompañará casi hasta el final. La ruta zigzaguea para remontar la pendiente. Es un tramo que, si bien presenta fuerte pendiente, es muy verde y grato. En otoño se avanza sobre un colchón de hojas. Como casi no hay gente, por un momento uno se olvida que estamos a pocos kilómetros de una megalópolis de seis millones de habitantes. En el km 7,5 (1470m) el sendero pasa junto al Roble Madre, un ejemplar muchísimo más grueso que el resto.

En el km 8,7 (1960m) se sale del bosque de robles. Justo en este punto, existe un gran hito de cemento en el suelo. Se sigue ascendiendo por pastizales de montaña. Acá el sendero puede perderse un poco, pero lo importante es seguir ascendiendo en dirección norte.