Otro banner (2).jpg

Valle del Río Bayo

De Wikiexplora
Saltar a: navegación, buscar


Laguna en el nacimiento del Río Bayo
__ Ruta por el Valle del Río Bayo
__ Ramal opcional a lindo mirador


Ver instrucciones para seguir el track en tu teléfono al caminar


Cuadro Resumen (editar)
Actividad Trekking
Ubicación Chile, Coyhaique
Belleza Atractiva
Atractivos Vistas panorámicas, Glaciar, Bosque, Laguna, Río, Formación Geológica, Cascada
Temperatura Termas Tibias
Duración 3 días
Duración MTB 1 día
Exigencia física 8.7 dopihoras
Dificultad MTB Media
Sendero Gran parte sin sendero
Señalización Inexistente
Infraestructura Inexistente
Topología Ida y Retorno por la misma ruta
Desniveles +809, -240 (±1049)
Distancia (k) 27.28 (ida y vuelta)
(*) Solo track rojo. Mirador (track amarillo) son 5,66 kms ida y vuelta y ±645 de desnivel
Altitud media 563
Habilidades No requiere
Habilidades de MTB necesarias No Requiere
Primer autor Marta Angarita
Descargar KMZ/GPX Debes registrarte para descargar. Formulario es BREVISIMO
Para ver estos botones debes registrarte. Toma 30 segundos: es un formulario minusculo, de solo 3 campos obligatorios.




Instagram_wikiexplora.png
Logo.png
Logo favicon.png

Perfil de la caminata por el Valle del río Bayo

Descripción General

Una ruta muy bonita e interesante, que recorre el Valle alto de uno de los espléndidos ríos de la Patagonia, pasando por varias cascadas bajo hermosos bosques, hasta llegar a una de las lagunas que originan el cauce, a los pies de los glaciares que la alimentan.

El sendero comienza con un viejo camino maderero abandonado, que cada vez se va tornando más agreste, hasta llegar finalmente a las ruinas de un refugio. Desde ese punto la senda bien demarcada desaparece, encontrándose solo en algunos tramos, mientras que la mayor parte del recorrido se realiza por campo traviesa, sorteando numerosos troncos caídos.

Existe además la opción de subir a un excelente mirador del entorno, aunque el acceso es casi sin sendero no presenta tantas dificultades y vale la pena.

Río Bayo en el puente inicio de la ruta
Primera cascada rumbo a la laguna
Primer vado, sitio aconsejado para campamento base
Segunda cascada subiendo a la laguna
Glaciar que alimenta la laguna, primera visión al salir de la vegetación
Cerros al sur al salir de la vegetación
Laguna donde nace el Río Bayo
Llegando al mirador del Valle
Lagunilla de deshielo llegando al mirador
Cima del Cerro del mirador, el acceso es escalando pequeñas paredes
Valle del afluente principal desde el mirador
Último tramo antes del mirador

Época adecuada

De Noviembre a Abril, la nieve y el caudal del río lo impedirán en otra época

Acceso

En vehículo propio

Desde Coihayque tomar la Carretera Austral 7 en dirección sur por 24km hasta la entrada de Valle Simpson y doblar a la derecha hacia Villa Freire (último punto para abastecerse). Pasado el pueblo seguir la señalética hacia Lago Elizalde y llegado al lago continuar por este camino en ruta al Lago Caro por ruta de ripio en buen estado (ruta X-686). Avanzar más de 35 kilómetros hasta el Puente El Bayo, cerca al cual puede dejar estacionado el vehículo. Doscientos metros antes de dicho Puente, hay un portón con llave donde se inicia la ruta.

En transporte público y autostop

Existe transporte publico subvencionado desde Coihayque hasta el cruce 2km antes del inicio del sendero. Llamar al fono de contacto para coordinar viaje. Coihayque- Lago Caro. Martes, Jueves y Sábado: Ida 8:30 hrs, vuelta 13:00. Domingo: 14:30 ida, vuelta 18:30. Fono contacto: +569 81779006. Nota: Horarios obtenidos de afiche en terminal de buses de Coihayque en feb-18. También es posible llegar mediante auto-stop pero dada la poca afluencia vehicular pasado lago Elizalde y los numerosos caminos interiores en la ruta puede ser difícil de lograr.

Descripción de la ruta

La ruta se inicia sobrepasando el portón y empezando un empinado ascenso por un camino para vehículos de doble tracción. Doscientos metros después la pendiente se suaviza, continuando el ascenso ahora mas suave, acercándose a una vivienda. Se sobrepasa la bifurcación hacia la casa, después de la cual el camino se vuelve mas tosco.

Tras más de un kilómetro de subida la ruta empieza a descender cruzando un portón y acercándose al río, al que se llega en un punto donde presenta varios hermosos saltos. La senda vuelve a alejarse del cauce y cuatrocientos metros después cruza un nuevo portón. Se continúa por una senda bastante amplia, antiguo camino maderero ahora bastante deteriorado, con varios tramos pantanosos.

Al cabo de aproximadamente cuatro kilómetros de suave ascenso intercalado con pequeños descensos, se llega a un punto donde se escucha una gran cascada a mano derecha. Lamentablemente a pesar de verse el pozo de llegada del salto, resultó imposible observarlo por la intrincada topografía y vegetación del entorno.

Pasada esta cascada el camino va deteriorándose cada vez más. Aparecen algunos troncos caídos que deben sortearse y zonas estrechas donde el terraplén esta derrumbado o cubierto de vegetación. A pesar de ello la senda es siempre clara y sobrepasar los obstáculos no resulta tan complicado.

Antes de dos kilómetros de la cascada "escondida", el camino vuelve a descender hacia el río en un lugar donde se encuentran las ruinas de un viejo refugio. Tras el refugio la senda amplia y clara desaparece. Se debe buscar un pequeño sendero, pasando un brazo de río paralelo a la orilla. Se continúa inicialmente cerca al curso de agua, pero pronto la senda se aleja un poco tornándose muy confusa en medio de vegetación cerrada y troncos caídos. Hay que buscarla con atención para encontrar el paso menos complicado.

Finalmente tras aproximadamente un kilómetro desde las ruinas del refugio, se regresa a la orilla del cauce, avanzando por ella unos doscientos metros pedregosos, fuera del bosque. Recorrida esta distancia se llega a una pequeña playa de piedras donde se presentan dos opciones: Vadear el río y continuar por la orilla contraria, cruzando un afluente; o bien seguir un sendero muy tenue por la orilla durante aproximadamente doscientos metros, hasta poco antes de que una roca impida el paso al lado del río y vadear en este segundo punto. El track muestra la segunda opción, que se consideró mejor por realizar un solo vado y con me nos caudal, ya que el afluente del lado opuesto es el mas grande que se observó en la ruta. Sin embargo la posibilidad de vadear antes, tampoco resulta muy complicada.

Después del vado se debe buscar un sendero que sigue paralelo al río por unos cien metros, comenzando luego un arduo ascenso. Aunque en el tramo por la orilla no es muy clara la senda, el inicio del ascenso es muy notorio, así que es importante fijarse bien para subir por el sendero adecuado.

La senda que sube es pequeña, con algunos troncos que sobrepasar y algo de vegetación, pero si se va atento es fácil de seguir. Se suben cerca de setecientos metros hasta alcanzar una planicie pequeña, donde se inicia el descenso. Poco después de iniciar la bajada el sendero se torna confuso: a partir de este instante puede considerarse la ruta como campo traviesa, con esporádicas apariciones de sendas que rápidamente vuelven a perderse bajo los troncos caídos. Por lo mismo la descripción siguiente de la ruta es solo una opción que se siguió, siendo posible que existan otros probabilidades.

En este inicio del descenso es mejor no seguir el track que buscó seguir por arriba con innumerables obstáculos; conviene más bajar, (waypoint bajar), buscando el río y el terreno más despejado. Siguiendo más de un kilómetro después de comenzar la bajada, se optó por cruzar el río nuevamente por observarse más plana la orilla contraria, (waypoint vado 2). Avanzando por el otro lado entre troncos y obstáculos, quinientos metros más tarde se regresó a la orilla inicial, donde se volvió a encontrar un corto tramo de senda, (waypoint vado 3).

Se avanzan alrededor de trescientos metros eludiendo una curva del río, en zona bastante plana, con menores obstáculos que el tramo anterior. Transcurrido este trecho se llega a un arroyo afluente que viene cayendo en varios brazos lo que facilita su cruce. Tras pasar el afluente se continúa buscando nuevamente la orilla del Río Bayo, hasta que se comienza a observar una bonita cascada hacia el fondo del cajón, aproximadamente trescientos metros después del cruce del arroyo. No es posible acercarse a este salto, exepto caminando por el agua.

Al observarse la cascada la topografía del terreno obliga a dejar la orilla del río, comenzando a trepar hacia la derecha, momento en el que se reencontró la senda. Antes de cien metros de ascenso se puede observar otra hermosa caída de agua, desviándose unos pocos metros del tenue sendero que continúa subiendo. Poco después se encuentra el profundo surco de un afluente seco, donde es importante fijarse bien la ubicación de la senda para facilitar el cruce,(waypoint paso).

Se continúa subiendo hacia la derecha, alejándose del río; hay que estar muy atento para no perder el rastro que ayuda a seguir la dirección adecuada. Antes de un kilómetro se comienza a salir del bosque, observándose a mano izquierda una roca que destaca en medio de la vegetación. A partir de este instante termina el ascenso y se comienza a descender, todavía con algunos pocos árboles en el terreno.

Cuatrocientos metros después de la roca se sale definitivamente a terreno abierto; observándose una magnífica panorámica de cerros y glaciares. A la derecha ya puede apreciarse la depresión de la laguna, y los glaciares que la alimentan. Quedan cerca de quinientos metros sin sendero, pero sin ninguna dificultad, para llegar a orillas de esta hermosa laguna.

Acceso a Mirador del Valle

Desde el sitio de vado se debe regresar un poco por la orilla del río, hasta encontrar el afluente que viene llegando y empezar a remontarlo sin cruzarlo; hay una pequeña senda que por momentos se puede seguir. Tras subir al lado de este cauce unos doscientos metros se encuentra un brazo de río: resulta facil vadearlo y proseguir por la orilla, pasando por unas pequeñas cascadas, hasta encontrar el punto donde el brazo se desprende del cauce principal.

Al llegar a esta bifurcación del arroyo, hay que comenzar a alejarse del curso de agua, girando un poco hacia la izquierda. En un corto trecho se encuentra un pequeño estero por cuyo lecho debe subirse algunos metros, hasta pasar un gran tronco que lo atraviesa en forma de puente. Unos cincuenta metros mas arriba del tronco se debe buscar un tenue rastro que asciende por el barranco que flanquea el estero; el rastro es poco notorio, pero encontrarlo va a facilitar mucho la fase siguiente.

Si se asciende por el punto adecuado, (waypoint arroyo), se debe encontrar un sendero casi imperceptible que va debajo de la vegetación arbustiva que cubre la zona. Cuando se realizó esta ruta la senda se perdió a la subida, encontrándose numerosos obstáculos para el ascenso; a la bajada se pudo mantener el sendero casi todo el trayecto, facilitando mucho el avance. Es necesario estar muy atentos para no perder el rastro.

Los sitios donde resulta mas complicado mantenerse sobre la senda son varias hondonadas que se deben atravesar, siempre a la derecha, buscando acercarse al río aunque muy arriba de sus orillas. Si se pierde el sendero, siguiendo los filos intermedios entre hondonadas, se puede volver a encontrarlo.

Cruzando hondonadas y entre vegetación arbustiva, pero siempre bajo grandes árboles, se va ascendiendo rápidamente. Al acercarse a la cota de ochocientos metros se debe dejar definitivamente el curso del río y seguir hacia la izquierda buscando no perder el rastro. A medida que se sube la vegetación disminuye, facilitando el paso, pero la pendiente aumenta considerablemente. El senderito es un poco más visible pero todavía se pierde en algunos tramos.

Pasada la cota de los mil metros se va alcanzando el límite de la vegetación. Si se ha seguido la senda, la salida a la piedra es justamente en una interrupción de la pared, que permite ascender por un zigzag pedregoso sin mayor dificultad, para llegar a un promontorio de pastizales, claramente visible a mano izquierda. La panorámica que va surgiendo es excelente, pudiendo observarse claramente gran parte del valle del Río Bayo y los imponentes cerros que lo flanquean.

Llegando al promontorio hay un pequeño descenso pedregoso y nuevamente se puede ver hacia la derecha un ascenso muy fácil entre la piedra, que permite llegar hasta otra prominencia aún más alta que la anterior, lugar considerado como mirador del valle y el entorno. Grandes paredes impiden continuar hasta la cima, de modo que la ruta termina en este punto.

Tiempo Esperado

Desde la carretera a la laguna unas siete horas. Se recomienda dos o tres jornadas, acampando en el primer vado. Es complicado seguir más adelante con mochilas, por la cantidad de troncos caídos. Podria realizarse asi:

Jornada uno: Campamento base. Aproximadamente 4 horas

Jornada dos: Ida y regreso a la laguna, aproximadamente 5 horas.

Jornada tres: Ida y regreso al mirador, (aproximadamente 3 horas) y retorno a la ruta, (otras tres)

Permisos / Tarifas

Gratis-y-sin-permisos.png Esta ruta es gratis y no se requiere permiso

Recomendaciones

Galería de fotos