Otro banner (2).jpg

Cascada Puclaro por Quebrada Las Trancas

De Wikiexplora
Saltar a: navegación, buscar


Oasis Los Perales desde la senda
__ Ruta a Cascada Puclaro por la Quebrada Las Trancas
__ Desvío a Los Perales


Ver instrucciones para seguir el track en tu teléfono al caminar


Cuadro Resumen (editar)
Actividad Trekking, Mountain Bike
Ubicación Chile, La Serena
Belleza Atractiva
Atractivos Vistas panorámicas, Formación Geológica
Duración 1 día
Duración MTB 1/2 día
Exigencia física 5.7 dopihoras
Dificultad MTB Media
(Ver escalas)
Sendero Tramos sin sendero
Señalización Inexistente
Infraestructura Inexistente
Topología Ida y Retorno por la misma ruta
Desniveles +440, -416 (±856)
Distancia (k) 15.87 (ida y vuelta)
(*) Incluye desvío a Los Perales en un solo sentido
Altitud media 760
Habilidades No requiere
Habilidades de MTB necesarias No Requiere
Primer autor Marta Angarita
Descargar KMZ/GPX Debes registrarte para descargar. Formulario es BREVISIMO
Atención: Ruta con alta radiación solar (ver recomendaciones)
Para ver estos botones debes registrarte. Toma 30 segundos: es un formulario minusculo, de solo 3 campos obligatorios.


Perfil de la caminata a Cascada Puclaro por Quebrada Las Trancas
Vieja vía abandonada en el tramo inicial
Faldeo después de vía abandonada, panorámica del pueblo y embalse
Faldeo del Cerro Portillo
Confluencia con la quebrada mayor
Senda por Cerros de colores antes del encajonamiento
Sendero en el tramo enajonado
Tramo por el lecho de la quebrada

Descripción General

Una ruta diferente y casi desconocida, para llegar hasta la pequeña cascada del Embalse Puclaro y a las playas finales del mismo. Partiendo desde Guallihuaica, se faldea por la parte alta del cerro Portillo lo que permite excelentes vistas panorámicas. A continuación se desciende cruzando varias quebradas rodeadas de cerros de diversos colores, para terminar en el Cajón de la quebrada Las Trancas, que antes de su pequeña cascada, presenta un encantador oasis donde reposar y refrescarse.

La mayor parte de la ruta, hasta las inmediaciones de la Aguada Los Perales, es apta para Mountain Bike

Época adecuada

Se puede realizar en cualquier época

Acceso

En vehículo propio

Se sale de La Serena siguiendo la vía pavimentada CH 41 que se dirige a Vicuña. Pasado el embalse Puclaro, en el kilómetro 51, debe tomarse a mano izquierda el desvío pavimentado, señalizado como Gualliguaica. Aproximadamente tres kilómetros después se llega a dicho poblado. hay que dirigirse hacia el extremo Noroeste del mismo, donde se ubica la cancha de fútbol, frente a la cual puede dejarse estacionado el auto. Vehículos de doble tracción, pueden doblar a la derecha cruzando un dudoso puente y acercarse a una vieja vía que se observa comienza a ascender el cerro frente a la cancha, unos trescientos metros al Noroeste del estacionamiento.

En transporte público y autostop

Desde La Serena hay frecuentes buses que salen rumbo Vicuña. Descender pasado el Embalse Puclaro, en el cruce señalizado como Gualliguaica. Desde allí es posible conseguir colectivos, caminar o hacer dedo los tres kilómetros que faltan, hasta el poblado..Una vez en el poblado, hay que dirigirse hacia el extremo Noroeste del mismo, donde se ubica la cancha de fútbol, llegar a la esquina Noroeste de ella, cruzar la quebrada que limita el pueblo y tomar la vía abandonada que se observa comienza a subir el cerro del frente

Descripción de la ruta

Se comienza a ascender siguiendo el terraplén derruido de la vieja vía, por el cual se avanzan cerca de ochocientos metros hasta una curva, donde se observa claramente un desvío a mano derecha que toma el filo del cerro. El track muestra la opción que toma esta senda por el filo; aunque desde arriba se observó que es posible seguir la vieja vía hasta su final donde hay un sendero que confluye con el señalado en el GPS: se puede distinguir una senda bastante bien demarcada.

Siguiendo por el filo se avanza por un sendero muy notorio, que sube cerca de quinientos metros por el lomo, antes de desviar a la derecha y comenzar a faldear la montaña. Vienen más de cuatrocientos metros de faldeo, en los cuales se confluye con el sendero mencionado en el párrafo anterior. Finalmente se llega a otro viejo camino minero por el que prosigue el ascenso.

Tras otros quinientos metros de avance, aparece un alambrado cerrando el camino. Poco antes del alambre, hay un desvío muy claro a mano izquierda, el cual debe tomarse. Es una senda que comienza el faldeo del Cerro Portillo, en un suave ascenso casi imperceptible. Un tramo de casi un kilómetro y medio en el que se va bordeando el precipicio; aún así el sendero es lo suficiente amplio y firme para permitir el paso sin correr mayores riesgos. Desde está parte del recorrido se observan muy buenas panorámicas del Embalse Puclaro y cerros de diversos colores.

El ascenso termina en un portezuelo donde se comienza a descender al valle de una quebrada. Se debe bajar hacia la izquierda, para pasar a ese costado de una casa deshabitada que alcanza a observarse desde arriba. El sendero desciende alejado de la vivienda y, en algo más de un kilómetro desde el portezuelo, cruza el cauce seco del estero, continuando la bajada por la margen opuesta.

Casi un kilómetro después el cauce desemboca en otra quebrada de mayor tamaño por la que prosigue la bajada ahora en la margen izquierda. Rápidamente el sendero se aleja de este curso y se interna en unas colinas con tierras de diversos colores, por donde se recorta una amplia curva de la quebrada mayor.

Seiscientos metros después la senda se vuelve a acercar al cauce de la quebrada que ahora se encajona. Abajo, en el valle, aparece un hermoso oasis de verdor y se observan unas construcciones rústicas: es la aguada Los Perales, posible desvío muy recomendado.

Desvío a Los Perales

Si se desea descender a la aguada debe dejarse la senda cerca a un promontorio rocoso donde se inicia el faldeo por el cajón. El punto de desvío no es claro, pero más abajo se encuentra un sendero que en pocos metros desciende al portón de un alambrado. Si no se tiene GPS debe buscarse la bajada poco antes del promontorio o apenas pasado el mismo: hay diversas sendas no muy demarcadas, pero al final debe llegarse al paso adecuado del alambre.

Una vez cruzado el cerco, la senda se define y baja para llegar en unos cien metros a una ramada con abundante sombra y algo de agua, buen lugar para descansar o acampar. Si se desea continuar puede regresarse al sendero sin necesidad de devolverse: hay que pasar frente a un pequeño domo de arcilla y llegar a unos eucaliptos donde se busca el mejor paso del alambrado. Cruzado el cerco se sube a mano izquierda unos pocos metros y se avanza faldeando el cerro en un ascenso suave: hay un sendero muy tenue que llega a un pequeño cauce seco por el que se debe ascender un corto trecho para encontrar nuevamente la senda bien demarcada.

Continuación sin descenso a Los Perales

Al entrar en el cajón el sendero se torna estrecho y pedregoso faldeando las paredes mientras comienza a descender suavemente hacia el fondo de él. Después de cruzar un pequeño cauce seco por el que se regresa de Los Perales, el faldeo deja atrás el oasis internándose en el cajón por aproximadamente cuatrocientos metros más antes del descenso definitivo. Ya llegando hay varias bajadas, una de ellas señalizada por un par de pircas.

Una vez en el lecho de la quebrada se encuentra agua potable. Se debe continuar por el cauce aproximadamente trescientos metros, en condiciones normales no es necesario mojarse los pies. Hay que estar atentos a un ascenso a mano derecha, donde reaparece la senda para subir por este costado.

Es un ascenso corto para sobrepasar un promontorio rocoso que se encuentra justo sobre la pequeña cascada que forma la quebrada en este lugar, (no se ve desde arriba). Unos cien metros después de retomar la senda, hay una bifurcación en la cual se debe buscar nuevamente descender al fondo del cajón, tomando el ramal izquierdo. Viene un breve aunque empinado y pedregoso descenso, a final del cual se regresa al lecho de la quebrada por el que se debe subir unos pocos metros para encontrar la pequeña cascada


Tiempo Esperado

Unas cinco horas ida y regreso

Permisos / Tarifas

Gratis-y-sin-permisos.png Esta ruta es gratis y no se requiere permiso

Aunque en la aguada la presencia de construcciones y cerco indica una propiedad privada, hay un letrero que solicita mantener el orden y dejar cerrado el portón, lo que tácitamente admite la posibilidad de visitantes.

Recomendaciones

Galería de fotos