Wikiexplora-2018-gimp.gif 347X140-wikiexplora.gif OR.gif

Río Ventisquero / Glaciar Yelcho Chico

De Wikiexplora
Saltar a: navegación, buscar
Instagram_wikiexplora.png
Logo.png
Logo favicon.png


Rutas patrimoniales ministerio de bienes nacionales.png
Contenido original de Rutas Patrimoniales
del Ministerio de Bienes Nacionales


Vista a Ventisquero Yelcho. Imagen: Alexis Letelier

Ruta al Río Ventisquero

Ver instrucciones para seguir el track en tu teléfono al caminar

Mammut mobile.gif Wikiexplora.gif 347X140 wikiexplora.gif OR.gif
Cuadro Resumen (editar)
Actividad Trekking
Ubicación Chile, Chaitén
Belleza Mediana
Atractivos Glaciar, Bosque
Duración 3 horas o menos
Exigencia 2 dopihoras
Sendero Siempre Claro
Señalización Adecuado
Infraestructura Inexistente
Topología Ida y Retorno por la misma ruta
Desniveles +182, -74 (±256)
Distancia (k) 6.44 (ida y vuelta)
Altitud media 222
Primer autor Rutas Patrimoniales
Descargar KMZ/GPX Debes registrarte para descargar. Formulario es BREVISIMO
Para ver estos botones debes registrarte. Toma 30 segundos: es un formulario minusculo, de solo 3 campos obligatorios.








Descripción General

Río Ventisquero: Imagen Ademir Sgrott

La ruta patrimonial Río Ventisquero, está en plena carretera Austral, 59 Km al suroriente de Chaitén. Es un sendero de 6 Km de largo, ida y vuelta, por el bosque templado lluvioso, uno de los paisajes más atractivos de la Patagonia chilena. Su biodiversidad y endemismo, con ecosistemas en valles recónditos, son enormes atractivos para naturalistas además de las bellas panorámicas de los glaciares colgantes que podrá disfrutar durante el recorrido por la ruta.

Junto con la observación de diversas especies de flora, podrá conocer más de nuestra avifauna, nuestros ríos y montañas.

Para recorrer toda la ruta, usted requerirá 2 horas ida y regreso, aunque recomendamos alargar este tiempo para disfrutar los hermosos sitios en donde podrá tomar fotografías, contemplar panorámicas de los hielos o ir tranquilamente en busca del Hued Hued o el Chucao.

La ruta se divide en dos tramos, el primero, con 1,3 kilómetros, se centra principalmente en la identificación de especies como el Coigüe, la Luma, el Canelo, entre otras, además de tener las primeras vistas del glaciar del río Ventisquero.

El tramo dos, algo más largo, con 1,6 kilómetros, presenta la posibilidad única de observar el rico sotobosque dominado por helechos y musgos de diverso tipo, como también una mayor frecuencia en la observación de aves propias de estos bosques húmedos. Al terminar, podrá disfrutar de una extraordinaria vista panorámica del glaciar del río Ventisquero.

Para quienes conciben la Patagonia como un destino por explorar más allá de los caminos tradicionales, los invitamos a recorrer esta interesante ruta, apta para todo público, donde se combina la recreación familiar y la aventura por bosques y sus entornos.

Acceso

Para acceder a la ruta existen 4 alternativas:

  1. Desde Chaitén por el norte, vía ruta 7 (Carretera Longitudinal Austral), los 15 primeros Km asfaltados, pasando por la localidad de El Amarillo y Puerto Cárdenas, camino ripiado en buen estado y transitable todo el año.
  2. Desde Futaleufú tomando la ruta CH231, hasta Puerto Ramírez para luego tomar la ruta CH235, hasta la localidad de Santa Lucía, conectando con la ruta 7 al norte. 109 Km de camino ripiado en buen estado, transitable todo el año, con cadenas en periodo de nevadas invernales.
  3. Desde Palena tomando la ruta CH235, hasta Puerto Ramírez para luego tomar la ruta CH235, hasta la localidad de Santa Lucía, conectando con la ruta 7 al norte. 89 Km de camino ripiado en buen estado, transitable todo el año, con cadenas en periodo de nevadas invernales.
  4. Desde La Junta, tomando la ruta 7. 101 Km de camino ripiado en buen estado, transitable todo el año, con cadenas en periodo de nevadas invernales.

Señalización

SNUPIE
La ruta está compuesta por 25 SNUPIES georerefenciados, divididos en dos tramos independientes, para mejor orientación y entendimiento de los visitantes.Como soporte de señalización se usaron estacas de madera y árboles ubicados junto a la huella.

Se debe tener presente que la distancia entre los SNUPIES varía dependiendo de las características temáticas, tanto del tramo como de sus ppuntos de interés.

Tipos de señales

  • SNUPIE: Representado a través de un diamante blanco, con número de color naranjo en su interior que acompaña la señal de indicación de ruta. Apoya la interpretación de rasgos considerados relevantes a lo largo del recorrido.
  • Indicación de ruta: Dos líneas paralelas en posición horizontal, la superior pintada de blanco y la inferior de color naranjo, indican continuidad de la ruta.

Época adecuada

Todo el año.

Tiempo esperado

2 horas de ida y 30 minutos de vuelta.


Descripción de la ruta

Tramo 1

El fogón - Llano de las nalcas

Vista a ventisquero Yelcho desde el inicio de la ruta
Se inicia en el área de

estacionamiento, SNUPIE 1, en la ribera norte del río Ventisquero, a menos de 100 m. del desvío hacia el poniente de la Carretera Austral. Disponga de tiempo necesario para realizar el recorrido completo y para un merecido picnic o acampada si es que se entusiasma.

Desde el SNUPIE 1, a pocos metros al final de la pequeña explanada despejada, se observa el SNUPIE 2, indica el acceso a la huella que se interna por el valle del río. Ventisquero. Allí encontrará otras dos mesas más, para hacer una cómoda pausa antes de seguir camino.

Desde el SNUPIE 2, notará que la huella esta bien marcada, condición de toda la ruta. Al llegar al SNUPIE 3, podrá observar un típico Canelo adulto, aquí tome el camino de la derecha para seguir el rumbo correcto.

Se encontrará con la formación típica del bosque templado, caracterizada por especies predominantes como el Coigüe (Nothofagus Betuloides y Nothofagus Dombeyi) y el Canelo (Drimys Winteri), ubicadas en los sectores más protegidos y húmedos de los valles.

El Canelo es un árbol de tronco recto y cilíndrico que alcanza 30 m de altura y 1 m de diámetro. Las hojas son perennes verde claro y su madera se emplea en construcción, mueblería y en la fabricación de instrumentos musicales.

Dejando el SNUPIE 3, observará importantes comunidades de Quila en el dosel inferior del bosque, la que al secarse, contribuye a la propagación de incendios forestales. Recomendamos tener máxima precaución.

Siga por la huella bien marcada hasta el SNUPIE 4, aquí alcanzan una gran altura los quilatales. Pocos metros más adelante, las torrentosas y lechosas aguas del río Ventisquero, guiarán su camino. Los altos contenidos de materiales arcillosos que se encuentran en sus aguas y que deriva de la acción mecánica del hielo sobre la roca, dan ese característico color grisáceo del curso, que se contrasta con las cristalinas aguas de los esteros que cruzará luego. Prefiera esos para beber.

Desde el SNUPIE 4 bordee el río Ventisquero por la huella hasta el primer mirador del glaciar río Ventisquero, correspondiente al SNUPIE 5. Es un buen sitio para descansar con vista al río Ventisquero y al glaciar que lo alimenta. Notará el espectacular sonido de la avifauna de estos bosques. Hued-hued del Sur (Pteroptochos Tarnii), Chucao, Churrín del Sur (Scytalopus Magellanicus).

Imagen: Ofer Agiv

Para continuar, siga desde el SNUPIE 5 por la huella principal, la que se aleja de la orilla del río Ventisquero, para internarse en un interesante bosque por el que llega al SNUPIE 6. Aproveche el entorno para distinguir claramente la diferencia entre el Coigüe y su vecino, el Canelo.

Desde el SNUPIE 6, siga por el bosque sobre terreno firme, en días de lluvia en partes algo anegados, pero transitable. Se enfrentará con las riberas del río y con un segundo mirador del glaciar, el SNUPIE 7. Este es un sector con bellas panorámicas del manto de hielo en cascada. Aquí se obtienen mejores vistas que desde el primer mirador. Observará un significativo número de troncos que las aguas han arrastrado río abajo. Esto es un claro indicio que se trata de un caudal con crecidas repentinas y que, junto a las persistentes lluvias y deshielos que afectan al área, como la fuerte pendiente del drenaje principal, han afectado visiblemente el valle.

Desde el SNUPIE 7, siga valle arriba, ingrese por la huella principal. a un sector de densos quilatales. La Quila, como especie invasora, muchas veces impide el adecuado desarrollo del sotobosque y algunas especies arbóreas. Esto se demuestra al llegar al SNUPIE 8, donde una Luma (Amomyrtus Luma), es amenazada por la densa cobertura de las Quilas. La Luma tiene hojas de forma elíptica como las del Arrayán, pero más alargadas y muy aromáticas, alcanza los 20 m.

Desde el SNUPIE 8, ingrese nuevamente a un bosque de Canelo, Coigüe y Luma. Siga hasta el SNUPIE 9, donde se incorpora la Tepa (Laurelia Philippiana), una de las especies más características del bosque templado lluvioso, principalmente asociado, al igual que el Canelo, a los sectores más húmedos y de suelos más profundos.

Dejando el SNUPIE 9, enfrentará un estero que debe bordear para ingresar nuevamente al bosque de Tepas. Llegará a un puente bajo un bosque oscuro, el SNUPIE 10. Al cruzar el puente, tenga precaución con su superficie resbaladiza.

Imagen: Fabián Arriagada

En el SNUPIE 10 es notoria la menor penetración de luz hacia la base del bosque, que junto a la humedad, permiten que crezcan innumerables especies de flora adaptada a estas condiciones; hongos, musgos, líquenes y helechos.

Siga la huella pocos metros adelante hasta las marcas de un tronco caído. Está en el camino correcto. Pase por un “túnel” de Quilas, bordee un pequeño estero hasta una singular comunidad de Nalcas (Gunnera tinctoria).

Al llegar al SNUPIE 11, tenga cuidado de no seguir por la huella, en este punto doble a la izquierda, cruce inmediatamente el estero y continúe por una nueva huella que va por un terreno abierto y libre de bosques.

Aquí podrá observar otras especies como el Chilco, característico por sus hermosas flores rojas y las Nalcas, características de la zona austral y húmeda, forman extensos pangales en lugares abiertos, su tallo se utiliza en ensaladas, sus grandes hojas para cubrir curantos y sus raíces para la curtiembre.

Luego de cruzar el estero anterior, enfrentará un cruce de huellas, tome su derecha y luego verá el SNUPIE 12.

El SNUPIE 12 está en un sector donde predominan renovales de Coigüe y una densa capa de especies de criptógamas que cubre el suelo, representando la génesis y evolución de los ecosistemas naturales. Si en este punto observa bien, entenderá la formación del bosque. Primero la colonización del suelo por especies primarias como musgos que retienen el suelo y evitan la erosión, además de ser excelente alimento de aves. Luego la llegada de renovales y finalmente, después de cientos o miles de años, la conformación de un bosque adulto.

Dejando el SNUPIE 12 siga por la huella en sentido del valle, paralelo al río principal por un sector plano y libre de bosques. A medida que avanza se irá introduciendo en una interesante comunidad de Chilcos y Nalcas. Cruce un pequeño lecho esporádico junto a la ladera. A pocos metros observará el SNUPIE 13 , el término de la explanada y del tramo 1.

Tramo 2

Llano de las nalcas - Mirador alto

Al iniciar el segundo tramo las Quilas dan paso a una variada gama de helechos, que enriquecen el dosel inferior y permiten admirar los colores, formas y texturas de estos bosques.

Vista a ventisquero Yelcho. Imagen: Waldo Valderrama

Desde el SNUPIE 13, inicie una leve subida por la única huella existente, hasta el bosque predominantemente de Tepas adultas. A pocos metros del anterior SNUPIE, se remonta un pequeño escalón de roca de un curso de agua esporádico. Siga ese curso.

No es casualidad encontrar abundantes Tepas en esta parte, ya que el terreno esta frecuentemente anegado, condición común para estos bosques.

Siguiendo la huella de piedras, justo al momento de sentir con mayor intensidad el río Ventisquero, se encontrará en el SNUPIE 14. Poco a poco podrá tener la oportunidad de observar un mayor número de helechos y musgos, la biodiversidad de especies comienza a manifestarse en todo su esplendor.

Desde el SNUPIE 14 continúe el rumbo para luego tornar a su izquierda, bajando levemente a un estero de aguas transparentes por terrenos abiertos. Al cruzar por un pequeño puente se observa el SNUPIE 15, sitio ideal para recuperar fuerzas y aprovisionarse de agua.

A poco andar desde el último SNUPIE, ingrese nuevamente a un bosque adulto de Canelos (Drimys Winteri), con especies acompañantes Tepa y Coigüe en menor medida.

El terreno es más barroso hasta el SNUPIE 16, inicio de un embaralado o emplazamiento de troncos en forma horizontal, uno junto al otro, que facilita el tránsito en terrenos con deficiente drenaje.

En el SNUPIE 16 sentirá de cerca el rugir del río Ventisquero, sin observarlo. Sus sonidos delatan la verdadera fuerza del caudal, lo que nos evoca las dificultades que enfrentaron los antiguos exploradores para cruzar estos ríos.

Al pasar el SNUPIE 16, ingrese a un bosquete de tepas y lumas, camine hasta un conjunto de Quilas. Aquí se enfrentará a una bifurcación de la huella, tome su izquierda para acceder a las riberas del río a pocos metros, y a la derecha para aproximarse de inmediato al SNUPIE 17, que indicará la entrada entre Quilas, para continuar por la huella principal.

Desde el SNUPIE 17 suba levemente por terreno firme a un bosque joven de canelos, paralelo al río Ventisquero. Continúe por el borde del escarpe hasta llegar al SNUPIE 18, rodeado de hermosos Mañios (Podocarpus Nubigenus). Esta especie de hojas lineares punzantes verde claro, corteza lisa y frutos que maduran en Enero, crece en bosques de alta humedad entre Cautín y Taitao.

Desde el SNUPIE 18, bordee el escarpe del río principal, rodeado de un denso sotobosque predominante de Chilco y una amplia variedad de helechos. Notará que la Quila ha desaparecido.

Al encontrar el SNUPIE 19, tendrá una panorámica del río Ventisquero junto al bosque de Mañío. Siga la huella principal, deje atrás Mañíos y SNUPIE 19, y disfrute de Canelos y Tepas, entre otras especies. Llegará al puente para cruzar un pequeño estero y luego al SNUPIE 20, el tercer punto de acceso a agua.

El SNUPIE 20 es un excelente lugar para realizar un descanso antes de emprender la última parte de la ruta y acceder a las orillas del río Ventisquero. Procure tomar precauciones en la orilla, hay rocas resbaladizas. Las diferencias entre las aguas del estero, de régimen pluvial, y las del río Ventisquero, son principalmente derivadas de la fusión glacial.

Ventisquero Yelcho. Imagen: Santiago González

Desde el SNUPIE 20 se inicia un recorrido por un sector semi abierto, entre el bosque y el río, con abundante Chilco y helechos en los alrededores de la huella. Llegará al tercer mirador del glaciar: el SNUPIE 21, desde donde debe internarse si desea contemplar la variada gama de especies naturales del sotobosque.

Pocos metros adelante del SNUPIE 21, comienza un recorrido por la ladera inclinada, distante 10 metros abajo del río principal. La huella se torna rocosa con abundante musgo, procure ir lento y con paso regulado.

A partir del SNUPIE 21, usted estará inserto en uno de los tipos forestales más singulares y endémicos del mundo. No extraiga ejemplares, conservemos nuestro patrimonio endémico. Siga la huella hasta el SNUPIE 22. Es un sector boscoso con muchos Coigües adultos acompañados de Canelos y helechos.

Desde el SNUPIE 22 comienza una bajada leve hasta un estero de aguas cristalinas.15 metros más allá del estero, se encontrará con el SNUPIE 23, en donde enfrentará una bifurcación. Tome la mano derecha, siga por una pequeña subida y remonte la ladera hasta un antiguo Coigüe, punto donde puede bajar hasta una interesante comunidad de Nalcas. Estos son terrenos inundados esporádicamente. Si las lluvias persisten, evalúe la conveniencia de seguir ya que los caudales varían drásticamente en pocos minutos.

Al pasar las Nalcas, iniciará un recorrido por un verdadero túnel de Chilco. Superando esta parte, bordeará el río por terrenos firmes y llanos, con interesantes vistas del glaciar. En la ladera podrá ver el SNUPIE 24, que indica la subida para acceder, metros más allá, al mirador alto del glaciar del río Ventisquero, correspondiente al SNUPIE 25 y final de la ruta patrimonial.

En el SNUPIE 25 se contempla, en toda su extensión, el glaciar en cascada que desciende desde la cuenca alta. La presencia de Coigües jóvenes en las tierras dejadas por masas de hielo confirma el retroceso de estos cuerpos, en los últimos siglos. El SNUPIE 25 se emplaza en antiguas morrenas frontales, actualmente recubiertas por una densa vegetación.

Recomendamos planificar el descenso hasta el SNUPIE 1 con luz natural. Considere el mismo tiempo demorado en la ida, para su regreso. Recomendamos no avanzar más de 1 Km por el valle, pueden caer bloques de hielo, no se exponga inútilmente.

Recomendaciones

  • Checklist: Aunque sepas perfectamente lo que debes llevar, es preferible chequearlo al empacar. Esta ruta ha sido clasificada como Checklist de equipo tipo 1: ruta de baja altitud, sin acampe, nieve ni frío.
  • Llevar ropa impermeable y térmica.
  • Llevar zapatos resistentes al agua.
  • Llevar mapa del sendero y elementos para la orientación.
  • Lllevar bolsas para guardar la basura.
  • Informarse previamente de las condiciones del tiempo.
  • Tratar de hacer el recorrido acompañado.
  • Transitar sólo en la ruta marcada y no alejarse de la huella.
  • Tomar en cuenta la duración de los tramos para que no sorprenda la noche o cambios en las condiciones del tiempo.
Rutas patrimoniales ministerio bienes nacionales.PNG


Revisa la lista completa de 323 rutas de trekking y las 283 rutas de montaña en Chile