Plantilla:Paraiso Escondido - Cumbre Quetrupillan

De Wikiexplora
Saltar a: navegación, buscar

La ruta comienza en el Fundo Porvenir (a unos 1.040 msnm), desde un costado de la casa de la familia Ulloa, los dueños del predio.

Se debe iniciar la caminata en dirección E (el volcán se ve al fondo). A los pocos metros de iniciada la caminata, inmediatamente después de cruzado el alambre púa que cierra el jardín de los Ulloa, existe un cartel: a la derecha, por un sendero angosto, es hacia Laguna Azul. Para la cumbre, se debe seguir derecho por el camino ancho.

Aproximádamente los primeros 500m transcurren por un camino que aparenta haber sido vehicular, rodeado por bosque muerto (quemado en el pasado) y que comienza con una subida en zig-zag (claramente visibles desde el estacionamiento). Tras el zig-zag, el camino pierde su pendiente y al poco andar aumenta la vegetación hasta transformarse en un bosque dominado por lengas que nos acompañarán por los siguientes kilómetros. El camino vehicular da paso a un sendero que está bastante marcado y es muy difícil perderse ya que sólo hay unos pocos caminos que se separan y que son suficientemente pequeños para notar que son secundarios. Durante la etapa de bosque el sendero va ascendiendo en forma continua y progresiva con unas pocas subidas con mayor pendiente.

Trás unos 1,5 a 2 hrs de caminata, al alcanzar 1.600 msnm, se llega al límite de la vegetación y a un paisaje completamente distinto. Se puede apreciar hacia el oeste una vista hermosa del volcán Villarrica y del valle por el que se llegó al fundo. Poco después de este punto, se llega a una bifuracción del camino. Si se dobla hacia la derecha se baja a una pequeña quebrada con un riachuelo donde se puede cargar agua. Este sendero se dirige hacia la Laguna Azul, descrita en la ruta Villarrica Traverse. Para la cumbre del volcán Quetrupillán en cambio, se debe seguir ascendiendo sin tomar este giro.

La huella continúa ascendiendo la ladera del volcán, pero de ahora en adelante por un terreno marcado por la rocosidad y arena de origen volcánico. Por el tipo de terreno que se encuentra en este sector es fácil que el sendero se pierda, cosa que sucede con frecuencia. Pero no es difícil seguir la dirección correcta siguiendo la simple regla de dirigirse siempre hacia la cumbre y buscando alguno de los innumerables hitos de piedra que otros montañistas han levantado. El terreno no presenta mayores dificultades hasta los 2.150 msnm a partir de donde aumenta notoriamente la cantidad de arena que hace mucho más pesado el ascenso. Este cambio en el terreno coincide con un aumento en la pendiente. En esta zona es conveniente ir dibujando un zigzag para hacer menos exigente el ascenso de los últimos 200m hasta la cumbre.

Una vez en el borde del cráter es fácil distinguir un sector rocoso cercano donde está el punto más alto, marcado con un hito de piedras (2.360 msnm). Desde este sector se tiene una vista estupenda del Volcán Villarrica hacia el NO y el Volcán Lanín hacia el SE, además de otros más lejanos como Volcán Mocho-Choshuenco hacia el sur. Además, se puede apreciar el amplio cráter del Quetrupillán.